GM Blog

26 de diciembre de 2019    Post #2878
Y aquel futuro un día llegó

Ideas circulares. Pensar el futuro próximo o más lejano es un ejercicio saludable en está era de comunicación permanente.

El exceso de pasado puede ser o suele ser una enfermedad incurable cuando la nostalgia se apodera del pensamiento. El exceso de futuro produce una incertidumbre constante, un ritmo que satura de estrés el pensamiento. A veces ambos (pasado y futuro) se unen en el presente y producen una especie de energía renovada que nos impulsa a seguir pensando nuevas ideas y a imaginar proyectos.

En unos días estaremos comenzando a transitar el año 2020 y me resultó interesante encontrar, en una conversación casual y personal con Mario García que a principios del año 2000 o 2001, el American Press Institute lo invitó a Mario a realizar el ejercicio de imaginar como serían los diarios impresos en el 2020. Mario extendió esa invitación a Paula Ripoll y a mí y, casi al mismo tiempo, Mario terminó publicando esas ideas en el libro Pure Design editado en inglés en diciembre de 2002. Hoy estamos a las puertas del año 2020 casi sin darnos cuenta y empujados por esa brisa suave y silente que es el paso del tiempo.

Hay varias ideas que se plasmaron en ese libro que aún siguen vigentes y otras no tanto. Lo importante y concreto, en el devenir de pensar siempre hacia adelante, es que las ideas no siguen nunca una línea recta. No conducen siempre y por definición del punto A al punto B, sino que el dinamismo de los procesos comunicacionales abren oportunidades y desarrollos cuyo final definitivo está casi siempre muy lejos o en el infinito.

Las ideas a veces tienen la particularidad de ser circulares y puede ser un lugar común (o tal vez no tanto) pensar qué nos deparará el año nuevo que ya está a la vuelta de la esquina y, al mismo tiempo, es aquella energía la que impulsa nuestras ideas hoy y el año 2020 no puede escapar a esa lógica circular. Mario García, esta vez convodado por Niemanlab.org junto a otros destacados profesionales, dejó su mirada sobre el empuje que los soportes digitales tuvieron en el 2019 y que, no sólo por la inercia de los tiempos, seguirán teniendo y dominando la escena mediática en el 2020 y más allá. Algunos de los puntos a destacar o reafirmar sobre el entorno y las coberturas periodísticas a las que Mario García hace referencia, son una invalorable reflexión sobre la práctica profesional.

  1. Las audiencias mandan y más aún en el dominio del teléfono móvil primero (mobile first).,
  2. Pasamos de lo pequeño a lo grande, no al revés. Todo se crea para informarse o para ser consumido primero en el teléfono móvil y luego se adapta a otras plataformas más grandes.
  3. Es un momento más que oportuno para ser agresivos con la monetización de contenido.
  4. Es hora de dejar de idealizar el producto impreso: déle su lugar, pero no es el de mayor protagonismo.
  5. No es demasiado tarde para tomar muy en serio el impacto del audio. ¡Comience a crear ese podcast ahora mismo!
  6. El año 2020 debe ser el año del hacer (más que el de hablar) y donde el audio puede tomar un protagonismo aún mayor.
  7. El contenido premium que los lectores pagarán se puede generar de manera más fácil en todas las plataformas, haciendo siempre énfasis en la narración lineal para los teléfonos móviles.
  8. Los periódicos regionales medianos y pequeños de todo el mundo están descubriendo los beneficios de proporcionar un acceso rápido a la información en dispositivos móviles.

Comienza una nueva década. Veinte años pasaron de aquella invitación a imaginar cómo serían los diarios impresos en el 2020. Hoy casi iniciando ese año, el futuro nos convoca a pensar cómo serán los desafíos que tenemos por delante en esta era de conexión continua a los dispositivos móviles, de cambio permanente y en donde los soportes cambian de protagonismo pero la esencia sigue inalterable: el contenido es lo importante.

[+] Información en niemanlab.org

Deja un comentario

GM Blog