GM Blog

25 de junio de 2019    Post #2639
Marcas (bi) norma

No es una cuestión de soportes. Las marcas con y de futuro no quedan ancladas a una sola dimensión comunicacional sino que, por el contrario, tratan de alinear su promesa básica con la experiencia esencial y que casi siempre es la que termina de concretarse en la vida real.

marcas binormas
La importancia del lugar correcto. Autor: Rodrigo Fino

Ser y parecer. No sólo lo último. Reflejo real más que una mera proyección sin alma. Sin una construcción off line de los atributos de marca, el on line por sí solo es difícil que pueda construirlos o, si lo logra, es con una base frágil y tal vez poco sustentable ya que en algún momento (en general en el corto plazo) las personas de carne y hueso tendrán algún contacto con la experiencia que la marca propone o intenta construir. Con la salvedad de que ese contacto será real y no a través de una plataforma digital. En esa interacción la marca «(bi) norma» se edifica teniendo en cuenta (o así debería ser) que una experiencia es difícil que se olvide y, si fue mala, es casi seguro que el producto/servicio quede en el olvido más pronto que tarde. La marca que se construye pensando en este tipo de relación con sus audiencias/consumidor/ciudadano se lo hace proyectándola más allá del producto/servicio en sí. El posicionamiento en este caso es sobre todo en el corazón. El cerebro solo ya no alcanza. Esas Lovemarks de las que tanto habló Kevin Roberts están más vigentes que nunca dado que una marca evoca significados, emociones, empatía, hasta misterio e intimidad. La era de los prosumidores críticos e incoformistas, ha llegado para quedarse y evolucionar. El corazón manda.

Una respuesta a “Marcas (bi) norma”

  1. […] Si el usuario no tiene ese control, la interrupción o invasión en las comunicaciones personales no se visualiza como una opción muy inteligente. El inbound (mercadeo no intrusivo) se impone pero al mismo tiempo si el contenido no es útil, no es relevante y no le agrega valor al usuario, tendrá nulo resultado. El tiempo y la atención del usuario es tan escasa que la interrupción con un mensaje que lo inviten a consumir lo que no le interesa o no quiere y en el momento en que menos quiere hacerlo, puede ser más contraproducente que otra cosa sobre todo si el eje de la comunicación es el usuario y su experiencia. WhatsApp puede convertirse, o ya se está convirtiendo, en un nuevo éstandar (con lo bueno y malo que esto pueda ser) para la comunicación entre empresas y usuarios con un nada despreciable y relativo bajo costo. Sobre todo si la marca está en el lugar que debe estar. […]

Deja un comentario

GM Blog