GM Blog

2 de mayo de 2019    Post #2410
El diseño infinito

El aprendizaje no termina nunca. El cambio es inevitable en esta era donde lo único permanente es el cambio. Se hace imperioso el enfoque del diseño como una herramienta que puede potenciar la innovación.

Autor de la imagene: Rodrigo Fino. Título: Infinito

En un mundo que se introduce cada vez más en un contexto volátil, incierto, complejo y ambiguo; la innovación, el diseño (en todo las posibildiades de desarrollo) y el conocimiento se potencian. Y logran tener está particularidad por la flexibilidad que tienen (sobre todo el diseño) de evolucionar con los cambios, asumiendo que estos tienen la velocidad proporcional y exponencial a la disrupción de los tiempos que corren. Desde los 100 años que está cumpliendo en este 2019 la escuela alemana de diseño Bauhaus, al desarrollo actual del diseño con base en el Design Thinking, el hilo invisible que las une es la constante evolución interdisciplinaria que atraviesa a todas las ramas del diseño.

«A poquito de andar este camino desafiante con subas y bajas nos vamos enfrentando a una verdad de a puños: el aprendizaje no termina nunca»

Pero para innovar primero hay que aprender. La cultura en general lo que menos nos proporciona es un saber para aprender y menos aún un aprender para hacer. Sí, tanto la creatividad como la innovación se aprenden trabajando. La inspiración siempre premia a los que se arremangan. El futuro siempre es un desafío y más aún cuando comenzamos a intuír que cada vez más debemos lograr una polivalencia y versatilidad en los conocimientos. Lo que hoy puede ser verdad, mañana puede entrar en contradicción y evolucionar hacia otro saber. El diseño como actividad proyectual, esta estructurada para el trabajo en equipo (de mínima trabajamos con un cliente y un proveedor) y por el nutritivo intercambio con profesionales de otras ramas y actividades. El diseñador solo, en este mundo interconectado y de cambio permanente, es muy poco lo que puede aportar de valor económico a la sociedad y a la comunicación trabajando asilado o sin tener en cuenta el contexto volátil, incierto, complejo y ambiguo.

Un viejo amigo alemán y filósofo, Arthur Schopenhauer (1788 – 1860), resume de manera brillante, el cambio que se provoca cuando se ponen andar las ideas de la innovación y la creatividad: «Todo el mundo toma a los límites de su propia visión como los límites del mundo”. Hoy el diseño esta ampliando esos límites que la visión tradicional ha dejado como marco de referencia. Hoy es ineludible enfocarse en la soluciones concretas, en las necesidades de las personas (al final de cuentas se diseña para las personas, no para los dispositivos) y al poquito de andar este camino desafiante con subas y bajas nos vamos enfrentando a una verdad de a puños: el aprendizaje no termina nunca. Se puede intuir cuando empieza, pero es muy difícil lograr ver el último recodo de ese largo camino. El diseño es un camino de aprendizaje que por suerte, no termina nunca y es infinito.

Una respuesta a “El diseño infinito”

  1. […] un mundo cada vez más visual. En estos tiempos de volátilidad, incertidumbre, complejidad y ambiguedad, en un contexto donde el mira, observa, imagina y muestra se va convirtiendo en uno de los […]

Deja un comentario

GM Blog