GM Blog

29 de abril de 2019    Post #2391
Diseñar no es hacer dibujitos

Diseñar involucra, cada vez más, un amplio espectro de conocimientos que se entrecruzan con otras disciplinas. Diseñar es comunicar y cada vez más está surcado por el contenido, la tecnología y el mercadeo.

Autor de la imagen: Rodrigo Fino. Título: A

De la necesidad a la solución. De la función a la forma. El diseño, en tanto proceso, nace como un abordaje intelectual, creativo y emocional con la misión de encontrar una solución atractiva y efectiva a una demanda puntual y que se va nutriendo de múltiples disciplinas que, en muchos casos, lo reconfiguran en sus praxis diaria. Si hay una profesión que muta y se autodefine cada cierto tiempo y crea nuevos caminos adyacentes de desarrollo, esa profesión es el diseño. Profesión que se construye con el aporte de miles de profesionales que no sólo trabajan sino que también reflexionan sobre las dinámicas comunicacionales que les toca observar aportando a ese especie de orden espontáneo que se construye alrededor del diseño. Por eso cuando se establece una fecha para aunar voluntades, ideas o conceptos, siempre se puede ver el inicio de un proceso que será valorado luego de un tiempo. Cuando el 27 de abril de 1991 ICOGRADA (International Council of Communication Design) decidió establecer el Día Mundial del Diseñador Gráfico, se puso en marcha, tal vez de manera no tan evidente, un proceso más complejo que el de dejar señalizada la simple conmemoración de un día.

En realidad (y esto lo podemos ver recién hoy) se le dio inicio a una revaloración del rol del diseño en la sociedad, en la economía y en la comunicación a nivel global. Incluso este proceso llevó a que en el 2012 ICOGRADA cambie el nombre de la fecha conmemorativa para convertirla en el Día Mundial del Diseño de la Comunicación. Aquella mutabilidad, este adn de cambio y necesaria reflexión que está implícita en la dinámica disruptiva que tiene el diseño, queda evidenciada en este cambio de nombre de la fecha conmemorativa apenas 21 años después de decretada.

«Hablamos del diseño entendido como un recurso comunicacional y profesional a disposición de las empresas e instituciones para potenciar su actividad y sus ventas»

Hoy en día hay una amplia gama de disciplinas que atraviesan al diseño de manera transversal y que convergen en un proceso de diseño multidisciplinario en estos primeros 19 años del siglo XXI y que modifican en prospectiva la manera de trabajar los proyectos de diseño, imponiendo una dinámica en donde aquello que se diseña hoy, es un aspecto de la manera en que se diseñará mañana, como postula la International Council of Design (ico-D). El diseño, en todas sus ramas y disciplinas, no es sólo una variable importantísima en el desarrollo de productos o servicios con alto valor agregado, sino también un motor económico que involucra a amplios sectores y que representan una parte importante de las denominadas industrias creativas. Pero el diseño de manera aislada y en sí mismo, no aporta demasiado valor. Sí lo hace cuando empieza a estar en relación a necesidades de las personas y/o de las empresas; en este contexto, el diseño puede aportar a los procesos productivos, potenciando la competitividad y mejorando los valores de un producto mejorando su comunicación, como muy bien afirma Raúl Belluccia en el informe Diseño en la Argentina, Estudio del impacto Económico 2008, realizado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Hablamos del diseño entendido como un recurso comunicacional y profesional a disposición de las empresas e instituciones para potenciar su actividad y sus ventas ya que están interactuando con un mercado cada vez más exigente y que requiere de niveles elevados de profesionalización para impactar con calidad y precisión en la competitividad en una economía cada vez más globalizada. Cada día que pasa diseñar no es hacer dibujitos, feliz Día Mundial del Diseño de la Comunicación.

Artículo también publicado en totalmedios.com

2 respuestas a “Diseñar no es hacer dibujitos”

  1. […] evoluciona y en ese todo, la manera en que enfocamos nuestro trabajo de diseño también lo hace. Al diseñar para las personas el diseño dejó de ser sólo un truco para el ojo y se transformó en un truco para el cerebro […]

  2. […] contribuir en como se estructura una buena narrativa visual hoy, es aportar a como tal vez se comenzarán a estructurar las narrativas del mañana. Cada vez más contar historias es diseñar, diseñar no es hacer dibujitos y cada día más […]

Deja un comentario

GM Blog